Descripción del proyecto

Esta cocina pertenece a una reforma integral que hicimos en una vivienda antigua ubicada en pleno barrio de Ruzafa. La casa se encontraba en estado ruinoso, pero al final conseguimos un producto muy chulo y la satisfacción del cliente. Se trata de una cocina de color blanco en alto brillo con una decoración bastante peculiar a nivel estético del resto del ambiente. En este sentido, debemos destacar el estuco en color fucsia de la pared que combina con el cristal del elevador también en el mismo color. En el armario de la derecha del todo se localiza la zona de servicios: lavadora, secadora, caldera, etc.

El conjunto de la cocina está rematado por unos techos muy altos con un precioso viguerío de madera y el suelo está realizado con microcemento. La iluminación retro también crea un ambiente muy agradable.